NIÑOS INVISIBLES

Les comparto un articulo que escribí hace unos años atrás para la Organización Editorial Mexicana en mi columna dominical “Ruleta Urbana” en la que se habla de los niños soldado y las atrocidades cometidas por Kony en Uganda.

                                Niños invisibles 

Una enorme van color negro a recorrido el norte de México llevando un mensaje de paz, esperanza y concientización. Esta camioneta se ha convertido en el hogar de Willy, Chase, Zarina, Roberto y Andrea. Este grupo de jóvenes gringos se hanaventurado por el centro y norte de México en lo que ha sido la aventura de sus vidas, vinculando una guerra lejana a un mundo que presume de llamarse globalizado, fueron ellos quienes me compartieron esta historia.

En el año 2003, Jason, Larry y Bobby, tres jóvenes del sur de California, se aventuraron en África con la idea de grabar un documental, estos tres amigos compartían una enorme pasión por el cine. Fue una tarde cuando recorriendo Uganda escucharon que la guerrilla había atacado un poblado cercano. La mujer que los conducía de lugar en lugar les advirtió que tendrían que pasar la noche en Gulu, un 
pueblo cercano, pues no podían correr el riesgo de toparse con los rebeldes. Fue esa noche cuando escucharon hablar de los niños soldados de Uganda. Los niños del norte de Uganda buscan refugio por las noches para no ser secuestrados por la guerrilla y salvarse de ser convertidos en soldados. La mujer que los guiaba les dijo que si buscaban una historia, esa sin duda era su oportunidad.

Estos tres amigos tenían ahora el tema para su documental, tomaron cámaras, micrófonos, luces y comenzaron a seguir a los cientos de niños que caminaban sobre las terregosas calles del pueblo al ponerse el sol. Sus ojos no podían dar crédito a la cruel escena que veían, eran cientos y cientos de niños acostados en el piso del sótano de un antiguo edificio que se utilizaba como hospital. El ambiente era tenso y el silencio espectral. Lo que vieron cambiaría el rumbo de sus vidas para siempre. Inspirados en la creación del documental, cambiaron la fecha de su partida y decidieron quedarse a investigar qué era lo que sucedía en ese país.

Hace cerca de 17 años un hombre del Norte de Uganda llamado Joseph Kony organizó un ejército armado y durante casi dos décadas ha sembrado terror y dolor en su búsqueda por derrocar al gobierno oficial.

Gobiernos, políticos y organizaciones internacionales se han visto inmiscuidas en la situación, siempre con el afán de lograr la paz entre el norte y sur de Uganda, pero en cada negociación, al último momento Kony se retracta y toma revancha dirigiendo horrendas masacres donde cientos de personas son asesinadas o mutiladas, su ejército gusta de cortar nariz y labios a sus prisioneros. Kony ha logrado ejercer gran poder gracias a las creencias religiosas del pueblo Africano; al ser considerado un líder religioso con apoyo de seres demoniacos, las personas temen enfrentarlo.

Tras arduo trabajo de investigación y grabación los tres americanos tenían el material suficiente para producir un documental, aún mejor, ahora conmovidos por la situación, su último fin se había convertido en llevar al mundo el mensaje de las atrocidades que sucedían en Uganda. Lograr crear conciencia en el mundo occidental y buscar ejercer presión sobre gobiernos para que fueran tomadas cartas en el asunto.

La situación que más les había conmovido eran las de la pobre infancia que vivía con miedo en ese país africano. Cientos de niños son secuestrados para combatir en la guerrilla, niños entre 5 y 12 años de edad, lo suficientemente jóvenes para ser moldeados al gusto de la guerrilla y del tamaño físico necesario para cargar un arma y poder irrumpir en los salones de clases para robar más niños.

Dos jóvenes hermanos, Jacob y Thomas lograron escapar a la guerrilla, tras ver como su hermano era asesinado, Jacob cuenta, “me obligaron a quitarle a una madre de sus brazos un bebé por que la mujer no caminaba lo suficientemente rápido, después de eso me ordenaron arrojar a el bebé al río.” “En la guerrilla aprendes a no llorar, cuando lloras te dicen que estas recordando tu hogar, y que en ese caso es mejor matarte, nosotros no lloramos…”

Los niños que logran escapar de la guerrilla han sido convertidos en verdaderos delincuentes, son obligados a matar a diestra y siniestra. Estos niños tienen miedo de huir de los rebeldes al sentirse desprotegidos por la sociedad además del temor de que no vayan a ser aceptados de nuevo en sus familias debido a los crímenes tan atroces que han cometido.

A su regreso a Estados Unidos, Jason, Larry y Bobby concluyeron su documental titulado “Invisible Children: Rough Cut”, Niños invisibles: Corte Preliminar. “Invisibles porque nadie tiene el registro de cuantos han sido secuestrados por la guerrilla, invisibles por que no existe un registro con sus nombres o edades, invisibles por que pelean en un campo de batalla que no está bajo el escrutinio público, invisibles porque la misma fuerza armada que los mantiene cautivos niega su existencia, invisibles porque simplemente desaparecen…”

El documental Invisible Children fue la fuente de inspiración de una gran cantidad de jóvenes que se sumaron a la tarea de salvaguardar la vida de los niños de Uganda. Gracias a este movimiento se creó la organización internacional bajo el mismo nombre, “Invisible Children” la cual a generado un enorme movimiento en Estados Unidos y Canadá logrando ejercer presión sobre gobiernos para que estos se involucren en la búsqueda de un tratado de paz por medio de organizaciones internacionales como la ONU y la Corte Internacional de Justicia. Jason, Larry y Bobby siguen viajando continuamente entre Uganda y Estados Unidos ahora dirigiendo un proyecto de apoyo para rehabilitar a niños que logran escapar de la guerrilla.

Hoy tuve el gusto de convivir y compartir el mismo escenario que Willy, Chase, Zarina, Roberto y Andrea, los cinco jóvenes de la van negra. Estos chicos se han unido a la causa dado un semestre de su vida para convertirse en “roadies”, viajar en una camioneta durante varias giras por América Latina para promover el conflicto de Uganda, para darles un nombre y un lugar en el mundo a todos estos niños invisibles, con la esperanza de encontrar apoyo en la ciudadanía mundial para unirse en un movimiento internacional en la búsqueda de la paz en este país Africano.

Documental y fotos en: http://www.ruletaurbana.blogspot.com/


Roberto, Andrea, Laura, Zarina, Chase, Willy.

Muchas gracias a los chicos y chicas del TAM MUN 09, Tampico, disfrute muchisimo el poder compartir ese fin de semana con ustedes y sus profesores.

-Pueden ver el documental Rough Cut por secciones en youtube. Les agrego el primero.

Dudas, comentarios y demás

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: