La Ruleta Urbana

La Ruleta Urbana es una columna dominical que con éxito se publicó durante 3 años de manera ininterrumpida en prestigiosos periódicos del norte de México. Siendo la primer casa editorial La Organización Editorial Mexicana (OEM).

Fragmento tomado del reportaje CRONISTAS CHIHUAHUENSES

de Jesús Chavez Marín

“…En ese mismo periódico aparece una escritora joven y sexy que se llama Laura Müller. Su columna se llama Ruleta urbana y está compuesta con deliciosas crónicas que son una delicia de feminidad y frescura escritas con la fuerte personalidad de mujer siglo XXI, ángulo de su gracioso y fino estilo escritural.”


Buen colmillo

David enfurecido tomó un arma y le disparó a Abraham en la cabeza volándole los sesos. Asustado, al darse cuenta de que tan lejos había llegado su ira, tomó el cuerpo inerte entre sus brazos y lo introdujo en su casa mientras que Doña Eva, abuela de David, merodeaba entre la cocina y su recámara.
Cuando escuchó el ruido de la televisión, sabía que su abuela no se separaría de la silla hasta que terminara la novela de las seis y aprovechó para arrastrar lentamente el peso del cuerpo de Abraham. Tras cerrar la puerta de su cuarto, desesperado corrió de nuevo al pasillo para limpiar las manchas de sangre que había dejado en el piso, evidencia de su crimen.
Con un trapo lo encontró su abuela en el suelo y al verlo tan pálido preocupada le preguntó que si estaba bien, David respondió que le había sangrado la nariz. Sin saber qué hacer con su estúpida hazaña, pensó en la mejor forma de deshacerse de la única evidencia: un cuerpo de un metro setenta que reposaba bajo su cama.
Al escuchar los pasos de la abuela cada vez más fuertes, supo que ésta se estaba acercando, pero antes de darle la oportunidad de que entrara a su cuarto, -como era habitual a esa hora para preguntarle que deseaba para cenar- David salió cual piedra en resortera al pasillo a decirle a su abuela que quería cenar tamales, sabiendo perfectamente que en casa no había.
Doña Eva, quién vivía para su nieto, no tardó en tomar su bolso y salir a comprar los tamales a un puesto cercano que solía ponerse por las noches afuera de un Oxxo.
David sabía que no contaba con mucho tiempo. Su plan estaba elaborado. Llevaría el cuerpo al jardín, cavaría un hoyo y ahí terminaría su pesadilla. En cuanto la abuela salió, se apresuró a enredar el cuerpo en una cobija a cuadros color azul. De nuevo lo arrastró y lo dejó al lado de un gallinero abandonado. El patio era muy grande. Alguna vez habían criado ahí parte de los animales con los que se alimentaban. Tomó una pala y con los últimos rayos de sol, decidió el lugar “ideal” en donde la ensangrentada cobija azul reposaría.
Cuando escuchó los gritos de su abuela llamándolo a cenar, David se limpiaba el sudor de la frente mientras ya en la oscuridad terminaba de acomodar la poca tierra que quedaba. Apoyándose en la pala dijo: “santa sepultura cabrón, me querías chingar, pues te chingué”. Una lágrima rodó por su mejilla.
La adrenalina comenzaba a bajar y tanto los golpes del forcejeo, como la fuerza física empleada para mover el cuerpo y cavar el hoyo le comenzaba a calar en los músculos. Esa noche David cenó tamales, frijoles y un vaso de coca cola.
Al día siguiente por la tarde la policía llegó a su hogar. El cuñado de Abraham reportó que lo había enviado el día anterior a entregar un automóvil al joven David de 19 años, quién comprara dicho automóvil con algunos ahorros de dinero no bien habido.
David, con la frialdad de un témpano y la tranquilidad de un santo, dijo a la policía que Abraham había cumplido con su encomienda, había llevado el auto tal y como lo habían acordado. Lo que no contó, fue que Abraham al llegar le dijo que serían 33 mil pesos en lugar de 30 mil, debido a que incluía el estéreo. David molesto le explicó que los treinta mil eran por el auto tal y como estaba. Ahogándose en palabras que se convirtieron en gritos la tranza que Abraham había querido hacer le costó la vida.
David dijo a la policía que había escuchado que una mujer de nombre Sandra había llamado a Abraham. Era verdad, según corroboraron los ministeriales con la mencionada, Sandra había estado esperando a David toda la noche pero éste nunca llamó, y para acabarla el muy descarado ni siquiera le había marcado al día siguiente para disculparse.
La línea de investigación se encontraba en una encrucijada. El Agente González, hombre de buen colmillo, quiso regresar al hogar del joven de 19 años. Algo en su instinto y la astucia ganada en sus años como policía le decían que ahí había “gato encerrado”.
El Agente González marcó a la Policía canina K9, ya que sería necesaria la ayuda de un perro en caso de que el cuerpo efectivamente se encontrara en el cateo que habían solicitado. Las unidades se acomodaron a las afueras de la casa de David. El joven con su temple de hierro, salió de su hogar para darles la bienvenida a los agentes, y no se dio cuenta de que traían un perro. Se fumó un cigarro con ellos y los invitó a pasar a su casa a realizar el cateo. Les dijo que no necesitaban la orden, que él mismo les daba permiso, que no había nada que temer. Sin embargo los agentes pasaron una larga noche en la espera de la orden firmada por el juez que no llegó sino hasta las cinco de la mañana. Con el frió de la madrugada dejaron sus patrullas acompañados de un peludo agente canino llamado Toki.
Toki recorrió la casa rápidamente. Salieron al jardín. El perro dio una vuelta de reconocimiento al lugar. Tras unos minutos se dirigió cerca de donde estaba el gallinero abandonado y se sentó sobre la tierra. Toki movió la cola al recibir su recompensa. Al ver David que el agente Toki se había sentado justo encima de donde había enterrado el cuerpo, se quebró y comenzó a hablar.
El caso había sido resuelto gracias a la combinación de colmillos. Los del Agente González y los del agente canino Toki.
Los agentes K9 son rara vez mencionados en los rescates y descubrimientos de los policías. La combinación K-9 pronunciado en ingles suena a algo así como “canaine” haciendo alusión a canino. Algunos de estos elementos tienen la capacidad de encontrar cuerpos inclusive bajo el agua, otros son utilizados para descubrir bombas, armas, drogas o personas perdidas. En algunos aeropuertos se utilizan perros Beagle para encontrar sustancias prohibidas. Con sus orejas largas y rostros amigables estos canes no producen temor entre los pasajeros lo que hace más fácil la tarea.
El sentido del olfato de los perros es casi 50 veces mayor al de los humanos. No sólo eso, tienen la capacidad de distinguir miles de olores. Se han encontrado cargamentos de marihuana en los que se ha intentado esconder el olor con perfumes, cloro e inclusive otras hierbas. Los perros logran separar los aromas. Su nariz tiene alrededor de 20 millones de celdas receptoras de aromas en cuanto los humanos únicamente contamos con cerca de 5 millones. No todo el trabajo de un perro policía depende de su olfato. Muchos criminales se rinden al ver la presencia de un can bien entrenado. Saben perfectamente que no podrán razonar con él o intimidarlo, no hay forma de asustarlo. La presencia de un perro policía puede ayudar a evitar confrontaciones físicas.
Se tiene registro de que en el siglo XVIII las fuerzas policíacas europeas ya se valían de perros para ayudarlos en su trabajo aunque no fue hasta la primera guerra mundial que los canes recibieron su lugar en los cuerpos policíacos. Países como Bélgica y Alemania formalizaron el entrenamiento de canes para tareas específicas, especialmente como perros guardianes y esta práctica continuó durante la segunda guerra mundial. Los soldados que regresaban a sus países llevaban la experiencia de ver a perros ayudando a soldados. Pronto los K9 se formalizaron en Londres y otras ciudades europeas.
No todas las razas ni todos los perros pueden ser policías. Se requieren de ciertas características específicas como inteligencia, agresión, fuerza y sentido del olfato. La mayor parte de estos perros son machos pues mantienen su agresión natural. Las razas más utilizadas son el Pastor Alemán, Labrador Retriever y el Belga Malinois.
Contrario a lo que muchas personas creen, los perros que buscan narcóticos no se vuelven adictos a ellos ni los buscan porque quieran consumirlos. Durante su entrenamiento el juguete preferido de los perros es escondido en paquetes de drogas, por lo que el perro aprende a asociar su juguete con esos olores. Ese mismo método se utiliza para enseñarlos a detectar explosivos. Estos canes entrenados cuestan lo que un auto del año, su precio va entre los ocho mil y quince mil dólares.
Su cruza es absolutamente supervisada, sólo los mejores elementos son utilizados para tener crías. No todas las crías son aptas para el trabajo lo que los convierte en una elite de súper canes. El gran sentido del olfato de los perros ahora también ha sido utilizado para ayudar a médicos a encontrar cáncer. En Inglaterra se han entrenado perros que detectan dicha enfermedad a partir de la orina del paciente. Pronto tendremos también perros médicos.
Los perros no son sólo el mejor amigo del hombre, también han demostrado ser grandes aliados para la justicia. Hoy los perros de La K9 en nuestro país portan con orgullo su placa de agentes policíacos y combaten por la justicia de una manera noble y desinteresada.

El activismo no tiene edad

Su caminar es firme, su voz sabia. Sus ojos azules denotan más juventud que muchos chicos menores de veinte años. Su cabello blanco y bastón, cargan con sus 86 años de interminables experiencias y sabiduria.

Manuel Terrazas Guerrero dirige una de las organizaciones más antiguas de México: el Movimiento Mexicano de la Paz y el Desarrollo.

El movimiento Mexicano de la paz y el desarrollo fue fundado en 1949 justo tras constituirse el consejo de Paris, para exigir la prohibición de la bomaba atómica y tomar medidas para evitar una tercera guerra mundial. “Las más altas personalidades estaban ahí, por que estaban preocupadas por una nueva guerra”, afirmó Guerrero.

Tres delegados de México viajaron para ser parte de el gran evento en Paris, para traer a México el proyecto de paz. Terrazas fue parte del movimiento desde el comienzo. Cuenta que cuando apenas cursaba el tercer año de primaria tenía 13 años. Debido a las consecuencias de la revolución los jóvenes apenas comenzaban con su educación. Para su suerte contó con el apoyo de una maestra muy avanzada para su época, quien lo impulsó no solo a la superación académica sino también a comprometerse en causas sociales.

Bajo la tutoría de su maestra, Terrazas dirigió un dicurso en un gran meeting en el zocalo capitalino “eran más de 20 mil jovenes en solidaridad Abisinia, la antigua Etiopía, que había sido invadida por tropas de Mussolini. Terrazas comentó que ahora 20 mil personas aglomeradas en la explanada no suenan a una gran cantidad pero que para la epoca era una aglutinación.

Setenta y tres años después, Terrazas recuerda que parte de su discurso decía algo así como: el peligro del fascismo puede desembocar en guerra ¡los estudiantes mexicanos no queremos guerras!.

Terrazas tiene una impresionante trayectoria en la vida social de México. Diputado Federal por tres ocasiones en la LI, LII y LIII legislatura. El orgulloso miembro del magisterio cuenta que no pudo concluir la carrera en Derecho debidó a su accidental involucramiento en la política.

Han pasado años desde que el joven de trece años subió a un estrado mostrando su solidadridad con las causas mundiales y fomentando la paz “la paz es vital, la paz no se trata solo de luchar por ella, la paz es independencia, soberanía, democracia y justicia social.”
Ahora, en la organización que dirige fomenta la soberanía nacional y lucha por el desarme por medio de una red de organizaciones no gubernamentales, además de organizar conferencias, propaganda y redes por la paz.

Dentro de los planes a futuro de Terrazas, se encuentra el participar durante el mes de octubre en una conferencia trinacional con Estados Unidos, Cánada y México. “Vamos a llamar a una conferencia continental por la paz para el proximo año para que el movimiento de la paz rinda homenaje a 8 países de America latína que celebran su bicentenario”.
La vitalidad, memoria y carisma de este hombre me han dejado maravillada, su fuerza, esperanza y ganas de seguir luchando por la igualdad y un país mejor nos dan un gran ejemplo a las nuevas generaciones. Un testimonio de vida y sobre todo de fe.
Esta columna esta dedicada a todos esos grandes cerebros y corazones llenos de vida, sabiduria y experiencia encerrado en cuerpos cansados que en veces no encuentran donde compartir todo ese conocimiento acumulado. El activismo no tiene edad y existimos nuevas generaciones deseosas de poder aprender y compartir el camino que ustedes han recorrido.

Hoy 4 de Enero de 2010 me informaron que el señor Manuel Terrazas falleció. Sin lugar a dudas una gran perdida para nuestro país. Hace unos meses tuve la gran oportunidad de entrevistarlo por mera casualidad. Sin saber quién era me acerque a el al llamarme la atención que una persona de su edad se encontrara tan activo recorriendo cada sala del congreso de DPI de las Naciones Unidas. Supuse que tendría mucho que contar y dicho y hecho. Doy gracias a un poder superior por la oportunidad de conocerlo y tal vez escribir una de las últimas entrevistas que se le realizaron.

Un abrazo Don Manuel. Donde quiera que se encuentre.

Dudas, comentarios y demás

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: